• Escritos

    Te esperé

    Mientras el calor impredecible se apropiaba de la ciudad, yo te esperaba. Te esperaba en la misma puerta de embarque donde coincidimos miradas, te esperé en mis noches de locura, en mis tardes de trabajo y en mis feriados de supuesta alegría. Te esperé en mis descansos, en mi furia de saber ¿por qué no vienes?, te esperé en mis amaneceres de tristeza. Te esperé con una sonrisa de esperanza, en cada escrito, en cada poesía, en cada timbre que sonaba. Esperaba que fueras tú. Te esperé con amor, con furia, con alegría y con mis húmedos ojos, te esperé y te seguí esperando viendo que mi celular se quedaba…