-Alexa, Alexa … ¿Alexa? …¡Alexa! ¡Levántate carajo ociosa que tienes que ir a estudiar vaga de miércoles!

– Awwaaseasadsadsa ….. Ay mi madre … como siempre despertándome cuando me quedo dormida para ir a clases, no me sentía con muchos ánimos pero era un nuevo día para empezar otra vez, mi decepción no era tan preocupante, tenía que dejarlo pasar y superar ese momento incómodo, o simplemente era tirarme a llorar por algo que ya no valía la pena, me levanté como siempre,  me dirigí a la ducha y comencé a desvestirme, pase mi mano por todo mi cuerpo para  tratar de sentir algo diferente a lo de ayer, recorrí cada parte mía, aún sentía una pequeña molestia en mi pelvis, pero nada que me incomodara como para no seguir, me sequé frente al espejo , me miré.

 

  • Hoy guapa, hoy, hoy estás rica y hermosa – me dije a mi misma-

 

Hoy tenía que ser diferente , ser yo, y conquistar a quien se me venga en gana, pero aún ese pensamiento de aquella experiencia sabía que me molestaría durante el día, salí de mi ducha , me puse a buscar ropa, me sentía rara así que me puse una ropa interior común , blanca, no me sentía sexy, me terminé de cambiar y me fui a clases.

Al llegar en el pasadizo que daba a mi aula estaba Ed, me vió que me acercaba hacia él, pero volteé para ingresar, no le dije nada, escuche un murmullo pero hice caso omiso, no tenía ganas de conversar con él, en los asientos de al fondo estaba Alejandra, Samira y Vanessa, mi grupito de clases, ellas ya se olían que estaría con Ed, y ni bien me acerco Alejandra empieza a fastidiar

-Y amiga ¿qué pasó? – dice Alejandra

-no me digas que es chipi- responde Vanessa

-jajaja no callense, dejen de hablar- dice Samira

-No tengo nada que contar – respondo seria

-uy alguien parece que la pasó mal – escucho decir a samira

-ash- no quiero hablar en serio

-Ay amiga, mírame -dice vanessa

-No quiero – le respondo

-Si mírame y dime ¿qué paso?

la quedo mirando, no sonrío, la observo…

-tranquila amiga, no fue bien ¿cierto?- dice Vanessa con seriedad

-nada bien, no fue como esperaba…

-Tranquila, aquí mi estimada Alejandra te dará unos tips para que te cojas a quien tu quieras amiga, ya veras que todo estará mejor.

-Oye estupida deja de decir tonterías y que cuente qué pasó

– calla zorra tu paras viendo porno

-¡No es porno! son fotos de chicos de instagram!

– ay si fotos de instagram

Ay mis amigas unas locas… – Ya cállense, estoy bien, me hacen reír chicas, las amo, pero enserio ya estoy bien, vendrá alguien mejor y no quiero hablar del tema, aquí murió y punto-

-Ay ya esta bien – Dice Vanessa

-asi se habla amiguis. -Responde Samira

 

Luego de hablar con el trío de mis amigas las locas, no me pude concentrar en la clase, seguía pensando en lo que pasó, en l que no me gustó, y a pesar que no fue lo que esperaba, aún tenía más curiosidad de sentir, porque por lo menos sentí algo de gusto, ese poco placer cuando estuve con Ed quería hacerlo mas grande, mas intenso, quería saber que se sentiría sentir tener un miembro dentro pero de la forma que una espera, no tenía a nadie en mi lista como para “seducir”, es más tampoco quería irme con cualquiera y decirle “oye tiramos” no, no tenia alternativa, pero esta curiosidad ya me estaba carcomiendo.

 

Saliendo de clases un poco cansada, a pesar que mi poca atención y más la bulla de mis amigas, no quería ir en auto, iba sentir flojera ir parada y apretada entre tanta multitud, así que empecé a caminar, el sol estaba en su punto, y serviría también para meditar y despejar la mente, llegue a un mercado y aproveché en buscar algo de ropa para ver si lo compraba, comencé a recorrer los puestos, no había mucho, no era un centro comercial, hasta que me percaté de uno en particular, tenía unas luces de neón afuera, y una cortina a la entrada que podía notar a la larga distancia que me encontraba, me dio curiosidad, era curioso ver un puesto así, no perdía nada caminando para acercarme y ver que era, me acerco y leo “Sexshop ,el placer en tus manos” – ¿qué rayos leían mis ojos? vaya francesita la que estaba ahí, me dio mucha vergüenza y continúe de largo, mi cachetes se ponen rojos, estaba apunto de entrar a un sexhot o sexshot como se llamase,  o por Dios, – Alexa relájate – me repito, seguí caminando de largo y me detengo en una esquina – espere unos segundos que mis cachetes dejase de estar rojitos y la vergüenza se me pasara para continuar, pero mientras esperaba, comencé a preguntarme- uhmm ¿no seria mala idea ver que hay dentro?- tenía vergüenza, pero a la vez curiosidad, me daba algo de miedo y timidez saber que había dentro y que cosas me podría encontrar, ya había visto por internet algunas de esas cosas que posiblemente podrían vender, tan largos como un plátano, pero nunca había estado tan cerca, comencé a dar vueltas por el lugar, tratando de entrar , mirando de reojo, pero me daba vergüenza, una señora que vendía accesorios y se encontraba a la mano derecha de ese puesto, ya se había percatado de mi presencia y de las caminatas que daba, me puse nuevamente roja y nerviosa, pero ya no podía más, tenía que entrar, me acerco abro la cortina y corro hacia dentro para que nadie me vea.

  • mierda – digo en mi mente

había una señora sentada en el mostrador y alrededor muchos “penes” parecía una tienda de penes- me puse roja, quería salir pero me convencí que ya estaba dentro y que no podía echarme para atrás, veía penes de mentirita de diferentes tamaños, gruesos, largos, pequeños , colores rojo, rosado, negro naranja,

¿Qué son estos?

consolador  anal , -¿es enserio?

vibrador a distancia, – ¿whatsss..ssssss?

muñeca inflable , sensitiva como si fuese piel real-¡Omg!

Varios y muchos “accesorios” se podían observar, la señora me queda observando:

  • no eres algo joven como para estar aquí
  • no no, estoy mirando … le respondo rápidamente
  • ¿tenias curiosidad?
  • si solo eso… se lo digo algo nerviosa
  • pues aquí encontrarás de todo, tengo consoladores, vibradores, vaginales y anales
  • la miro sorprendida – Aaaa ya, si ya veo-
  • ¿o buscas algo para tu novio? tengo también masturbadores, muñecas inflables, por ejemplo esta de aquí tiene para penetración anal y vaginal, es de gel–
  • me quedo callada-
  • si y esta de aquí esta más barata ya que solo tiene un orificio para que lo meta, y es de plástico, las demás son de gel o latex, no tengas vergüenza, anímate con confianza pregunta
  • Si, solo que solo entre para ver … no se preocupe

 

En la zona de vibradores había una caja con una figura , era una especie de palito pero que le salía otro palito, es como un tenedor grueso, con forma de pene, pero de 2 dientes, solo que uno era de forma curva, era moradito con blanco, – rabitt vibrador- ¿conejo vibrador? – sonrió- la señora se da cuenta…

  • ¿cual amiguita ese? , es un vibrador modelo conejo,estos dos palitos son sus orejitas,  tiene para estimulación vaginal y esta orejita que ves curvada es para el clítoris, tiene 5 intensidades de vibración, resistente al agua, te lo recomiendo para empezar es muy bueno y no es tóxico, mira aquí, ves – me señala con su dedo en la caja- este es el sello de ser original y con garantía , te lo dejo baratito para que lo lleves.
  • Oh vaya sí , ya veo, solo tenia curiosidad nada mas
  • oh amiguita…

Me resultó gracioso ese juguetito, me agradaba la forma y el color, pero ya no quería seguir ahí, sentía que muchos penes me violarían así que salí de la tienda , apresure el camino y  me fui a casa.

  • Mamá ya llegue- grito
  • esta bien – bajas para almorzar
  • si ya bajo me bañaré

ingrese a mi habitación y me quité la ropa hasta quedarme en prendas interiores, me senté en mi cama, esos juguetes , esa tienda me habían dejado una especie de curiosidad y comezón en el cuerpo, jamás pensé encontrarme algo así, después de lo de Ed, esto resultaba extraño, pero a la vez tenía curiosidad, hacía mucho tiempo que no me tocaba pero quería quitarme esta sensación, me pongo boca arriba , estiro mis piernas cierro mis ojos y comienzo a pensar en lo que vi, respiro profundamente, siento todo en silencio y suavemente comienzo a acariciar mi cuerpo, comenzando a estimular mis senos lentamente, masajear de manera circular mis pezones, mientras con la mano derecha bajo con sutileza sobre mi braga blanca, comienzo a acariciarme lentamente, mi cuerpo se eriza un poco, pero en mi mente se aparece el juguetito del conejo, lo comienzo a imaginar y acariciar , tenía curiosidad de saber que se sentiría, la vendedora me dijo que era para 2 estimulaciones a la vez, eso era algo diferente y que podría probar para quitarme ese mal sabor, me detengo, me siento muy caliente , con ganas, pero no quiero tocarme así, quiero sentir mas, así que corro donde mi cajón y abro mi caja de pulseras donde acostumbro guardar mi dinero y comienzo a contar, tenía una cantidad razonable, – con esto quizás me alcance, no pregunté el precio pero no me imagino que este más caro- me siento nuevamente – ¿Alexa qué haces?, comprarás uno de eso juguetes- me digo a mi misma, – ¡no no lo haré!, ¿oh si? , no, no lo haré, ¿oh si?, pero es que.. es que quiero saber, quiero probar, ¡ya Alexa decídete ¿quieres o no?- cerré mis ojos, entré al baño, abrí la regadera y me metí a bañar – si si lo haré, iré a comprar luego de almorzar, me dije a mi misma y me convencí de ello.

Mientras me bañaba pensaba en algunas travesuras o que cosas que podría sentir de tener algo así, aquí en mi entrepierna, me cambié y bajé a almorzar, mamá estaba en la cocina, me encontraba sola almorzando y no podía dejar de imaginar – ¿pero si la vendedora no me quiere vender?, no creo ellos venden a todo el mundo- tengo miedo – Alexa , no no debes tener miedo, no es nada malo- me repito, pero pensándolo bien creo que Alejandra una vez me contó que su ex novio le prestó uno, dice que se sentía duro pero era diferente , ash no lo se.

 

  • mamá ya acabé, tengo que salir
  • ¿a dónde?
  • aaaa pues tengo que comprar unos cuadernos ya se me acabaron los que estoy usando
  • ¿así?
  • si , ya se acabaron
  • Un momento jovencita, tenemos que hablar de ayer, usted no estaba bien
  • ay mama no es nada, me dolía el vientre solo eso
  • ¿segura?
  • si mami segura
  • está bien vaya no se demore
  • Espera ¿vas con bolso a comprar tus cuadernos?
  • si mamá para guardarlos y no traerlos en mano
  • ¡pero qué ociosa la niña!
  • ay mamá no fastidies
  • igualita a tu padre de vago
  • jaja ya mamá chau.. chau besos

 

Mi padre no era un vago, pero mamá siempre lo molestaba, salí, tenía un poco de miedo regresar y que me diga algo la vendedora, temblorosa, no quería que nadie me viera entrar nuevamente a la tienda, porque era obvio que ya me habían visto y que roche, seguro pensaran “uy esa joven como puede estar ahí”- putos prejuicios- pero si fuera chico a ellos si les dejan hacer todo.

Estaba cerca y ya podía observar la tienda, sus luces de neón, su cortina oscura se hacían notar, nadie me observaba así que apresuro el paso y entro, otra vez miles de penes apuntando hacia arriba me observaban  nuevamente.

Continuará.. ¿Quieres seguir leyendo el capítulo que sigue? únete al grupo secreto aquí