Escritos

En tu ausencia

Mientras doy pequeños pasos sosteniéndola entre mis brazos, veo en sus ojos tu reflejo innato, esos bellos,  grandes y soñolientos ojos que me enamoraron hasta llegar al altar.

Su suave piel y esa sonrisa de dormida son la viva imagen de tu recuerdo que me dejó al partir.

La noche se hace sombría, y la melodía me acompaña mientras la mimo hasta que se duerma entrelazada por el calor de cuerpo, tan tranquila con su conjunto rosa.

Recordé lo que un día fue, lo que un día vivimos, y el hermoso regalo que me dejaste antes de partir.

Se que te extrañamos esta noche, aunque ella es aún una bebé, su pequeño corazón siente tu lejanía y la ausencia que nos regalaste, pero ella sonríe cuando vienes de visita, cuando apareces en su sueño y la cargas para que no se sienta sola, mientras yo en mi imaginación me recuesto sobre ti.

La veo sonreír, sé que la visitas en sus sueños.

Algún día preguntará por ti, ¿dónde está mamá? Dirá, en ese momento sé que mi corazón sentirá un golpe de tristeza, y espero me des la fuerza para poder transmitirle tus palabras que puedas decirme al dormir.

Juntos formamos una familia aunque no estés con nosotros, mi pequeña, tú y yo. Nos haces mucha falta, cuánto te extraño, cuánto te amo.

Escrito por ilusión de una noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *