El hilo negro: La Amiga | parte 4

Quizás la vida con Alexa no seria algo lleno de eso que llaman amor, sin embargo era placentero poder disfrutar cada momento de sexo salvaje mutuamente, sin embargo, esa mirada y silencio de aquella noche me había dejado con una intriga. La mañana del sábado nos encontrábamos en nuestras casas, no estaba dentro de mis planes encontrarme con ella, puesto que aprovecharía el día para realizar tareas del hogar, durante la mañana nos intercambiábamos mensajes, sin tocar el tema, un hola, un ¿qué haces?, bromas y sencillas indirectas, sin darme cuenta la estaba empezando a conocer, ya no como la típica amiga con derecho, con quien solo teníamos encuentros, si no como…