El hilo negro: Llamada | parte 3

0

El día amanecería con un suave resplandor, después de esa noche yo quería más y ella, Alexa, también.

Habíamos quedado a las 5 de la tarde, yo pasaría por ella, y luego iríamos en busca de un lugar donde nuestras pasiones puedan desatar furia sin que nadie nos pudiera molestar. En vez de salir, nuestra salida era disfrutar.

Al llegar a su casa, abre la puerta su hermano, de aproximadamente 14 años, Alexa baja de su habitación y le pregunto

– ¿no hay nadie en casa?

– No, mis padres han salido

– Y si…

– No, esta mi hermano

– ¿y?

– ¿Qué tienes? No se puede

– ¿Si le damos su propina puede irse a comprar o a jugar?

– ¿Y si le dice a mi papá? Porque si él se va tú te quedarás

– Calma, yo me voy un rato, tú le das la propina y luego me haces pasar, así no se daría cuenta.

– ¿Para eso si tienes ideas no?

–  Jajajaja siempre tengo ideas -río

El plan era sencillo, irme, y ella tendría que convencer a su hermanito para que saliera de la casa a jugar con sus amigos, ¿y qué adolescente no le gusta salir y más aun con propina?

Me retiré y observé a lo lejos que su hermano salió y se encaminaba por ahí, esperé unos minutos y Alexa me llamó, abrió la puerta e ingresé, teníamos toda su casa absolutamente para los dos, ella vestía una blusa color blanco y una falda corta negra tableada.

– Vamos a mi habitación – ella dice

– ¿Para qué? si tenemos la sala, le digo

– Eres un pervertido

– Y tú una enferma

La agarré por la espalda y la arrinconé detrás del sofá

-Oye no tan rá….

Nos besamos, ella apoyándose sobre el mueble, nos pegamos fuertemente, gimió un poco, sus labios y los míos no esperaban más, estábamos realmente ansioso por nuestros deseos otra vez.

Ella parada, detrás del sofá, yo detrás de ella, se inclina hacia delante, pegados, no nos importó la ropa, bajé mi mano y comencé a sentir esa parte tan delicada que me gustaba, se sentía suave, lampiña, ella suspiraba mientras nos intercambiábamos fluidos salivales y microbios bucales, es la verdad, pero en otras palabras “besándonos” inclinando nuestros cuellos, sus besos no eran con ese deseo, ahora eran con furia penetrante, comencé a motivarla aún más bajo su falda, su ropa interior se humedecía ,ella hacia suaves suspiros desesperantes, nuestro ritmo de movimiento se hacía más perturbador…

– “Métemela” – escuché

– ¿Qué?

– ¡Que quiero que la metas!

– Eso me excitó, le dije

– ¿Que te dijera que me la metas?

– Si, me suena muy excitante que digas perversiones

– A mí también, Pero qué esperas, hazlo, métemela

La ropa no era impedimento, perderíamos segundos mientras nos desvestíamos, desabroché mi pantalón, subí su falda, moví a un lado su ropa interior y la envestí con fuerza, ella exclamó un gemido demasiado placentero, que me empezó a volver más deseoso por entrar aún más, era un ritmo constante, ella gemía, no le importaba, se escuchaba un ritmo exasperante y delicioso en el ambiente.

La tomé de las manos y la jalaba hacia atrás, realizando un equilibrio con nuestros cuerpos, ella levantaba la cabeza y dejaba la rienda como si montara un toro salvaje,

– Así…mmm

– ¿te gusta? – le digo

– ¡Me encaaaaaaaaaaannnn….!

la cogí del cabello y nuevamente servía como sostén para agarrarme, era como dar a rodar una carreta sexy, y en el buen sentido, pero pervertido, me apoyé en sus hombros y tiré de ella, golpe tras golpe, era un sonido espléndido que nos llevaba a un clímax total.

– Turquesa

– ¿Qué?

– Es turquesa tu ropa interior

– Si

– Me gusta

Ella ríe.

Nos detuvimos un momento, y nos dirigimos delante del sofá, era blanco

– ¿Y lo manchamos? Tus padres te matarán

– No lo mancharé porque no me harás llegar

– ¿Es un reto?

– tal vez

Quitó su blusa, y dejó al descubierto sus atributos más deseados por mí, bajó su falda y el desliz hermoso de todo el conjunto que traía puesto me seducía, era amante de los detalles y sensualidad que poseían las ropas intimas, ella tenía algo que aún mas encendía mis perversiones.

Me senté y ella se subió hacia mis piernas, cogió mi miembro y se montó, era una alianza donde ella dominaba el movimiento y yo sus pechos a quienes amenazaba textualmente con morderlos y deseosos por sentirlos siempre.

Mis manos recorrían furiosamente su cabello, sus manos en mi espalda e incrustó sus uñas besándome y gimiendo tartamudeantemente excitante,

– ¿Oh dios? – Le pregunto

– Ujummm…

– Pero que perver estas hoy

– Y tú que … Oh es lo mejor…mmm…oh oh oh

– Jajaajaja con solo escucharte harás que me venga

– Eso quiero que nos suceda a ambos

Nuestra aceleración se puso al límite, rose movimiento y…

Oh my god…

Ella exclamó y se erizó, yo sentí como me dejaba correr dentro de ella y nuestra marcha se detuvo mientras nuestros líquidos caían y recorrían dentro de ella, salían bajo presión de su postura.

– Eres una enferma, esa última movida tuya me puso de punta.

– Yo te encanto awa, coge su dedo y me toca la frente.

Alexa se bajó y nos fuimos a la cocina a beber agua…pero nuestras hormonas no pararon, ella se subió a la mesa y comenzó a motivarme para nuevamente entrar al ring, yo seguía teniendo ganas, pero estaba un poco sensible, pero no importó y nuevamente lo hicimos.

– Oye lo estamos haciendo al lado de los tomates, – le digo

– Y de las cebollas

– Jajaja te haré una ensalada

– Jaja idiota sigue :3

– Te estoy comiendo

– Y yo sirviendo :3

Comenzamos a disfrutar del momento, era excitante, ver todos los utensilios de cocina como nos miraban.

– ¿Acá almuerzas con tu familia?

– Siii

– A partir de hoy tendrás un almuerzo con sabor sexual

– Jaja eres un idiota

Quería más, pero la mesa era dura, así que le propuse ir a otro lugar

– Vamos a otro lado

– ¿A dónde?

– Siempre quise hacerlo en la cama de los padres de alguien

– ¿Estás loco? Se darían cuenta,

– ¿Cuenta de que?

– Noooo, me da miedooo

– Tenemos que intentarlo

– Uwu okii está bien…

Al subir a la habitación el cuarto estaba con llave, así que nos dirigimos al cuarto de Alexa

Los dos nos encontrábamos desnudos, viviendo solo pasión absoluta, las conversaciones no pegaban mucho, sabíamos que solo nos encontraríamos para esto, la habíamos pasado tan bien la noche anterior que este día, solo nos importaba saciar nuestro deseo.

Ambos desnudos, el atardecer se apreciaba, ella se echó sobre la cama y comenzamos a tener un ritmo constante, podía sentir su humedad cuando la penetraba, era una sensación suave, exótica, tan rica que no quería parar jamás, sus manos se impregnaron nuevamente en mi cuello bajando hacia la espalda, sus uñas yacían firmemente al punto donde sabía que encontraría rasguños, hasta que se me ocurrió una de las ideas más placenteras y pervertidas.

– ¿Tu celular? -Le pregunto

– Aquí al lado

– Llama a tu enamorado

– ¿Qué?

– Llámalo

– ¿Para qué?

– Quiero saber si puedes hablar con él mientras lo hacemos

– Pero estás loco – ríe

– ¿No puedes?, tanto placer te causo que no puedes pronunciar una palabra por una llamada…

– Pero es mi enamorado, se dará cuenta no le puedo …

– ¿No le puedes hacer eso? Estas aquí conmigo, teniendo sexo como nunca

– Eso es morbo

– Un morbo que a ti también te gustaría probar

Ella bajó la cabeza, rio, pensó un momento y cogió su celular me miró, sonrió

– Enserio te pasas cómo me vas a pe..

– ¿A qué? No te he obligado, tu solita sacaste tu celular y ..

– Ya está bien cállate, también me da cositas.

– Jajaja está bien

Alexa marcó el número de su enamorado y activó el altavoz, y comenzamos a movernos yo encima de ella, cuando de pronto…

– ¿Aló?- dice él

Y Alexandra no supo que decir, le hice muecas para q respondiera y ella

– a l O O O O o o.. mi amor

– ¿alee?

Y yo seguía propósito dándole rápidamente…

– ¿Amor? ¿sí? ¿Qué pasa?

– Nadaaaa amor solo que estaba corriendo y estoy un poco agitada…

– Aaaa.. vienes del gym

– Siiiiiiii ..asi ashdasdabe

Moría por dentro de risa, ella se tapaba la boca para que no le escuchara nada cuando se venía un gemido, y más excitante se ponía el momento.

– ¿Amor qué haces? – ella le pregunta

– Estoy en mi computadora jugando videojuegos (dota)…

Inmediatamente me desprendí de ella, la volteé, y nos pusimos en 4 , me agarré de sus caderas y comencé con el ritmo despacio y la embestía fuertemente, nuevamente salía despacio y entraba fuertemente. Una retirada lenta y una penetrada fuerte ¡Qué excitante!

– Amor … y tototodo bien – ella trata de hablar

– Si … pero también aburrido

comenzó a contarle su día, y nosotros como si le prestáramos atención

La cogí más fuerte de la cadera y nuestro ritmo aumentó, era muy placentero tanto para ambos, estar en esta posición mientras su enamorado hablaba, se tapaba la boca y solo se escuchaba un “plap” de nuestra piel chocando… era raro que no se diera cuenta…

Alexa se tragaba los gemidos era demasiado, ya estaba a punto de llegar por segunda vez, de pronto ella me pellizca con desesperación, baja su mano hacia su clítoris y rápidamente acelero el paso, llegando al clímax total y ella emite un grito tan fuerte y placentero que no pude separarme de ella y me quedé dentro otra vez, al punto donde los 2 suspiramos, y mi líquido y el de ella se combinaron … de pronto

– ¿Amor y eso que fue…?

Alexa callada, vuelve a gritar pero fingidamente…

– Es que vi una araña y me asusté…

– Tengo miedo

Cogí una almohada, me cubrí la boca y reí a carcajadas…

– Ella se despidió de él y al cortarle…

– Eres un maldito – me golpea con las almohadas

– y tu una enferma mentirosa- río

Nos reímos demasiado, jugamos con las almohadas, habíamos dejado empapado el sofá, la mesa de la cocina y bueno su cama, con nuestro sudor y climax.

Después de ello, nos cambiamos, ella entró a bañarse y yo tenía que retirarme para ir a casa, su hermano aun no llegaba así que ella lo llamó para que regrese, ya se hacía tarde.

Luego del clímax nos pusimos a ver una película porque aún su hermano se demoraría, pero ya me quedaba dormido, estaba cansado así que le dije para retirarme.

– Fue un día muy excitante

– Para mí también y escuchar tus perversiones también

– Creo que nos estamos excediendo un poco, ríe

– ¿Por lo de tu enamorado?

– Si…

– ¿No te gustó?

– Si me encantó mucho pero no se… es raro

– Termínale

Ella se quedó pensando y yo fríamente le respondí; me acompañó hasta la puerta y al despedirme me dio un beso en la mejilla, pero, no fue cualquier beso, porque nos quedamos mirando. Ella se sonrojó, y yo también, tartamudeé un poco mi despedida.

– ¿Nos veremos el fin de semana o mañana?

– No, mañana no, lo veré a él

– Jajaja solo decía

– El fin de semana tal vez

– ¿Tal vez?

– Jaja ya coordinamos por WhatsApp, mis padres y mi hermano están por llegar

Abre la puerta y paso a retirarme, paré un taxi y me dirigí a casa. Mi celular suena con una notificación.

– Eres un pervertido, pero me gustó – dice ella

– Tu una ninfa que me desea, río

Pero durante el camino me quedé pensando en ese beso en el cachete que fue muy diferente a nuestros besos de pasión, fue sencillo y tierno, pero esa mirada que nos dimos me dejó con la intriga toda la noche.

Continúa | El hilo Negro parta 4 Aquí

Si te gustó esta historia, te invito a dejar tu comentario y compartirla, de esta manera apoyas a que pueda crear más relatos y quizás continuar este, que tengas un lindo día, te envío un abrazo lunar y una carita feliz  🙂

Luna

Share

No Responses

  1. Excelente e interesante historia, cuando leo tus historias me animo a seguir una historia pero las heridas se abren. Muy buena solo te aconsejería dar un repaso antes de subir xd

  2. Muy buena fue exitante me rei mucho por su enamordo de la chica conrinua la historia me dejo con la intriga

    PD: me encantan tus historias bendiciones

  3. Jajajaja una vez mi mamá me llamo mientras la hacia con mi enamorado. Fue tan raro XD porque a los 5min me llamo mi ex y mi enamorado en ese momento se puso mas salvaje XD me haz hecho recordar ese pedazo de mi vida jajajajaja

    Sigue escribiendo *-* quiero saber que mas pasa >:D

  4. muy excitante jajajjajaa me recuerda a las travesuras q hacemos con mi enamorado 😛 y q continué la historia me gustaría saber en q terminara 😀

  5. Por favor, segui escribiendo estas historias apasionantes que me dejan con intriga de saber que va a ocurrir luego de toda estas acciones morbosas. Hace la cuarta parte, porfis

  6. me gustó pero esta vez fue corto t-t, pero me gustó . Deberías escribir un libro tienes la pasión para hacerlo y de todos los temas te digo. Eres un romántico empedernido.

    Gracias por los escritos

  7. Owww owww me volví una enferma :3 ……………… Tienes que seguir escribiendo *-* …………………. Urgente jajaja :3 espero!!!!! Con ansias jajaja dale go ~•~• ¶¶∆∆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment