Pequeña Luna – Parte 4

La mañana nos despertaba con un hermoso sol, teníamos que asegurar nuestros pasajes al pueblo de Machupicchu y luego comprar las entradas para ingresar a la ciudadela de Machupicchu , nos habían comentado que teníamos que ir muy temprano para adquirirlo.

Eran las 07:39 am y efectivamente había una cola enorme , esperábamos encontrar para el día lunes y regresar el mismo día, sin embargo nuestra suerte no fue así, el tren partía día lunes pero el regreso sería el miércoles , es decir 2 días en la ciudadela algo no agradable para nosotros ya que queríamos seguir disfrutando de Cusco, así que decidimos ir en tren martes con regreso miércoles.

La diferencia para turistas nacionales y extranjeros en precios era muy notoria, adquirimos los boletos después de 1:30 de espera, luego de ello regresamos al hotel a desayunar sin embargo , decidimos ir a algún huarique y recorrer parte de la ciudad, después de ello nos dirigimos a almorzar para después partir a nuestro tour que empezaba a las 2 .

Recorrimos hermosos paisajes, ruinas y escuchábamos unas cuantas historias, entre fotos , videos , risas y nuevas amistades .

Durante la visita al templo Coricancha aprendí a decir luna en quechua “Killa” . Durante la visita a la fortaleza de Sacsayhuamán fuimos los primeros en percatarnos del nacimiento de un arcoíris, nos miramos y sonreímos, quizás era típico en la ciudad, pero para nosotros era la primera vez que veíamos uno de principio a fin, un símbolo de armonía y esperanza.

Recorrimos por la tienda de recuerdos , por mi lado no soy de adquirir ninguno , sin embargo Luna se probaba cada prenda de lana pura, no estábamos de shopping pero ella es imparable con la moda, me regaló un collar con un símbolo de cuarzo blanco y negro, que representaba todo en uno, la dualidad , el principio y el fin.

Quien es el malo en este dije – le pregunté

– Tú, yo soy la chica buena –dice-

– Payasa , vamos a ver quien es mas malo mas tarde (quiño el ojo)

– Baboso

– Saco la lengua

Estaba muy divertido el tour, reíamos, aprendíamos, disfrutábamos del paisaje, era una tarde muy agradable.

De regreso a la ciudad, nos dirigimos para alistarnos y vivir las noches de Cusco, paseamos por un par de discotecas renombradas, teníamos la suerte que el padre de un amigo era socio, así que nos salía gratuitamente la entrada, entre bailes tragos y música pasamos una noche divertida e hicimos buenos amigos del lugar , luego de una madrugada ajetreada el amanecer ya nos regresaba al hotel, nos despojamos de nuestra prendas y dimos el último round a pesar que ya era temprano y no habíamos dormido absolutamente nada.

Despertamos al medio día, y nos fuimos a almorzar a un restaurant con salida a un balcón del cual podías apreciar toda la plaza de Cusco.

– Es hermoso, muy hermoso awww que bello – dice Luna

– Lo es, me encanta estar acá, es tan feeeling, tan bonito, tan agradable sentir el aire, el viento y más aún acompañado de tus ojitos y esa sonrisa que me alegra

– Si, me encanta, gracias Carlos gracias

– Gracias por que´?

– Por aguantarme , por

– No hablemos más de ese tema, disfrutemos el momento y de esta cena desde el balcón con esta vista tan inspiradora.

Luego de un delicioso almuerzo nos dirigimos a comprar las entradas a la ciudadela de Machupicchu, también queríamos visitar el templo de la luna sin embargo estaba copado hasta el 10 de enero, cosa que no lo podíamos creer, nos pusimos feeling; Luego de adquirir las entradas a la ciudadela, también teníamos que comprar pasajes de bus, por que para llegar a la ciudadela tienes que subir una montaña y hay buses que hacían ese recorrido. Todo se resumía en lo siguiente: a las 6 de la mañana teníamos que tomar un carro que nos lleve a la estación del tren, después iniciar tu ida en el tren, Posteriormente una vez que llegas al pueblo de Machupicchu tienes que tomar un bus hasta la ciudadela.

Luego de adquirir todos los boletos y entradas que encesitábamos pasamos el resto del día tranquilos, recorriendo la ciudad, almorzando en nuevos restaurantes , la pasamos muy tranquilos, nos dirigimos al mall y como era temprano aprovechamos en ver una película y por la noche de regreso a la plaza nuevamente nos fuimos a una discoteca pero con los amigos que habíamos echo la noche anterior.

Masoquistas pero con energías nos amanecimos pese a que teníamos que madrugar para ir en auto hasta la estación del tren, llegamos al hotel, nos alistamos y nos encaminamos hacia nuestra aventura, cansados, aprovechamos el viaje de 1 y hora 30 minutos para dormir, llegando a la estación descansamos un poco , llegando el tren nos encaminamos a nuestro destino. Al llegar a la ciudad de Machupicchu era curioso ver que el tren pasba por medio del pueblo y al lado de este hoteles y restaurantes, el cielo nos dio la bienvenida con una intensa lluvia, y antes de hacer cualquier otra cosa nos pusimos a buscar hoteles ya que nos quedaríamos de un día para otro, búsqueda tras búsqueda, o estaban llenos, compartidos o simplemente nos veían la cara y nos querían cobrar 3 veces más; Finalmente empapados, encontramos un hotel que se adecuaba a nuestras necesidades, dejamos nuestras cosas, nos dirigimos a recargar energías almorzando y llevamos lo necesario para tomar le bus hacia la ciudadela.

El paisaje era hermoso, la lluvia paró y el sol nos deslumbraba con hermosas nubes, entremos a la ciudadela, un poco agitados por la altura pero emocionados y comenzamos a recorrer cada rincón de este, entre fotos pro aquí , fotos por allá, selfis por ahí, recorrimos centímetro tras centímetro, subimos a una parte donde podías apreciar toda la ciudad, era imponente, mágica, era realmente maravilloso, por foto puede sonar impresionante , pero en vivo es mucho más que eso.

Aprovechamos todo el tiempo que teníamos, felizmente llevamos 4 botellas de agua que las llegamos a terminar, como no habíamos contratado algún guía, a veces nos colábamos en las explicaciones de otros tours, pero para mi mala suerte como habían muchos extranjeros, la mayoría hablaba en inglés y Luna tenía que traducirme cada parte de lo que decían, ¡maldito inglés! A veces pensaba que me engañaba con las traducciones.

Apreciamos algunos animales, conejos y vicuñas, mucha vegetación y un aire tan puro que era delicioso respirarlo.

Luego de 4:30 horas de recorrer cada centímetro de la ciudadela , el tiempo se había terminado y teníamos que retirarnos ya que de lo contrario no encontraríamos bus de regreso , no llegaríamos al hotel y perderíamos el vuelo del día siguiente.

De regreso, aprovechamos en recorrer lo que el pueblo de Machupicchu nos ofrecía.

Esa noche en el Hotel, Luna se sentó a hablar conmigo

Viaje cumplido, tour cumplido, sueño de cumplir Machupicchu cumplido ,debes darme las gracias… ríe y me coquetea

– Jajaja ¿las gracias por que´?

– Por lo genial que soy, sin mi idea no estarías aquí

– Uy si que genio eres, ya, no te creas que fue mi idea de viajar

– Si pero yo sugerí aca

– ¿A toda cosa quieres que te de la razón verdad?, Ya esta bien, por esta ves la tendrás

– Como siempre la tengo

– Yaaaa, no te creas

– Chiiii- me peñisca

– ¡Auch! porqué haces eso

– Porque quiero

Estábamos exhaustos, pero su belleza me llenaba de energía, sus labios estaban impregnados de cariño, sus caricias podían hacer vibrar cualquier cuerpo, su calor era mi sábana, esa noche decidimos dejar huella en el pueblo para recordar que una vez 2 lunas estuvieron aquí.

Al día siguiente, luego de una larga noche, teníamos que partir a la ciudad del Cusco, para poder llegar a nuestro vuelo de regreso a Lima.

Llegando a Cusco, nos despedimos con un último almuerzo en aquel restaurant con salida a un balcón el cuál nos emocionó días anteriores.

Agarre su mano y le dije:

– Gracias pequeña , gracias todo salió genial – le digo

– Lo se soy genial

– Ya empiezas…

– Jaja ya sigue sigue…

– No ya no

-¡Que resentido!

– Lo se, no pensé divertirme tanto, han sido las pequeñas vacaciones que necesitaba, pero tenemos que repetirlo a otro destino, aún tengo un mes más de vacaciones para hacer lo que quiera.

– Aprovechemos para ir a lugares cercanos , por que se me cruza con mi curso

-Ya ,tenemos que planear bien

-Si , hagamos fulldays o viajes de 2 días

-Si es genial la idea

-Tenemos que ir a Máncora

– De hecho siiii, playa playa y mas playa

Luego de nuestro almuerzo nos dirigimos al aeropuerto, y nos despedíamos de la ciudad del Cusco, fue un viaje inesperado, emocionante, lleno de cariño, aventura y diversión.

Subimos a nuestro vuelo y nos encaminamos de reregeso a Lima.

Llegando al aeropuerto, Luna tenía que ir a la casa de su tía , así que la embarqué en el taxi que había pedido y yo me encaminé a casa.

El tráfico de Lima era un infierno, hora punta , así que demoré 3 horas en llegar a casa. Empecé a descargar las fotos del viaje, y a contar un poco a mis padres sobre como me había ido, ellos no sabían que viajé con luna , solo la habían conocido un par de veces cuando venía a ver películas o que le ayude en algún trabajo.

Días después , con la mente limpia, relajado y renovado , Luna me llama y me pregunta si podemos salir a lo que acentué que no podía por que tenía que terminar un trabajo, así que le propuse que viniera si gustaba y veíamos una película y si terminaba a tiempo salíamos a ver que había de nuevo. Ella se animó y vino a visitarme, cosa que fue un error..

– ¿Carlos y esto para que sirve?

– Deja eso, es para realizar mediciones

– Aaaa ¿y que hay acá?

– Deja ahí, te vas a manchar esta floja la tapa

– Aaaaa y puedo ver que hay aquí

– Noooooo, quédate tranquila y mira la película

– Pero tu haces tu trabajo

– Si, pero estas que revisas todo

– ¿Acaso no puedo?

– No, no puedes

– Siéntate o te amarro…Lunaaaaaaaaa, deja de abrir los cajones

– ¿Qué escondes?

– No escondo nada , pero son mis cosas privadas

– Y que privado puedes tener tu

– Nada nada, solo deja, si se pierde algo, me enojo contigo

– Y esta bolsita…

– ¡Deja esoooo no lo aaaaaaabras!

– Ups se cayó…

– Grrr … ¿sabes cuánto tiempo me costó encontrar esos mini tornillos?

– Ay lo siento, bueno veré la película

Ganas de amarrarla, echarle gasolina y prenderle fuego no me faltaban…

Luego que calmara su curiosidad, se echó tranquilamente como niña buena a ver la película, hasta que finalmente terminé mis quehaceres.

Mamá me llamó a la cocina para que trajera conserva de durazno y comer algo con Luna, pero la curiosidad de luna era superior así que tuve que amarrar las puertas de mi ropero con un pasador.

Pero eso no era suficiente para lo que pasaría después…

Al recoger lo que mamá había preparado luna había cortado mis apsadores con una tijera que estaba en mi mesa de trabajo.

– ¡Qué has hecho!

– Ay no llores, es que por que lo amarras si no tienes nada malo

– Son mis cosas , mis cosas y tu no tienes por que revisar, y ya, sabes que tanto que hiciste mira mira, ¿ves algo?, papeles cables, tarjetas…

– ¿Qué es eso?

Luna se había percatado de algo, que yo no había recordado que tenía guardado en el cajón que abrí

– A eso no es nada

Apresure a cerrar el cajón y distraerla, pero luna puso su mano, ciérrala y me fracturas el dedo

– Retira tu mano

– Dime que es eso

– No es nada , solo déjalo

– Carlos dime que es, por que yo se que es

– No es nada , olvídalo es un pincel

– Un pincel blanco?

– Un termómetro

– No me mientas Carlos – con voz seria-

Mi actitud cambió, mis emociones cambiaron y la miré a los ojos y con voz entre cortada …

– Por favor Luna , no hagas preguntas

– Es solo un objeto de mi hermana

– Carlos no me mientas no seas tonto, por qué tendrías algo así y de tu hermana aquí en tu cajón y mírate como te has puesto

– Luna por favor, te pido por favor, no hagas preguntas déjalo ahí

– Me estas mintiendo, estas siendo cobarde,

– Luna yo…

– Por que te pones así, que pasa…

– Solo deja eso

– No lo are hasta que me digas

Bastó un segundo de silencio mío para que luna meta su segunda mano y saque lo que tenía guardado dentro de mi cajón

– Son 2 marcas no estoy ciega…¡eres de lo peor…!

Luna agarró sus cosas y se encaminó hacia su casa, apagó su teléfono y yo no pude hacer nada, me quedé sentado sobre mi cama, el televisor seguía reproduciendo la película, mi cuarto se transformó en un ambiente frio en pleno calor, las brisas del viento se detuvieron, las lágrimas de miedo, rencor y odio aparecieron nuevamente.

Pasaron exactamente 47 minutos, tiempo suficiente para saber que Luna ya había llegado a su casa, seguía su celular apagado, tenía razones para pensar lo peor de mi si no recibía una explicación, me lavé la cara y me dirigí a su casa.

Toque el intercomunicador y nadie respondía, lo toque una y otra vez, pude ver una sombra en las cortinas, sabía que era ella, y me quede esperándola, lo tocaba tantas veces para que se desesperara y pueda contestarme…

Qué quieres vete no quiero hablarte, eres un cobarde mentiroso

-Luna espera, eh venido para explicarte

– ¿Explicarme qué? Si ya puedo suponer todo

-No supongas nada sin saber, tu no sabes nada por favor ábreme y déjame conversar contigo

Luna abrió la puerta y me dejó pasar…

-Eres un idiota

Yo no le respondía

-Eres un mentiroso

Seguía sin responderle

– ¿Por qué no me dices nada?

-Porque sigues diciendo incoherencias y no vine para eso, estas lágrimas no son por que te fuiste, son por lo que guardo dentro

– Carlos … Carlos espera, quiero que me digas con tus propias palabras que era eso…

– Si vine hasta acá es por que creí que mereces una explicación

– Ya esta bien perdóname , pero quiero saber, me siento una estúpida, una tonta…

– No te disculpes, no , solo escúchame..

Me queda mirando

– Pero necesito que me prometas que no me harás ninguna pregunta más, que no me interrumpirás, que no me dirás absolutamente nada sobre lo que te diga, simplemente si me entiendes me abrazarás con todas tus fuerzas y nunca más me dirás algo relacionado con lo que te cuente, y si no me comprendes quiero que me dejes ir sin decir nada …

– Carlos…

– Solo promételo…

– Lo prometo…

– Hay algo que no sabes, mi secreto, el que simplemente marcó mi vida para siempre , el 1 y 29 son fechas que jamás olvidaré…

las lágrimas eran el público que esperaba mi historia.

Continúa: Pequeña Luna parte 5

Luna

Share

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *