Pequeña luna – parte 2

El amanecer ya nos alumbraba, Luna se levantó del sofá y le comenté que ya tenía que retirarme, su madre bajó de su habitación y me quedo observando.

— Carlos buenos días

— Buenos días señora, ya me retiro, disculpe las molestias

— ¿Ya desayunaste?

— No, acabo de levantarme , tengo que regresar a casa, desayunaré en mi hogar

— Pero quédate puedes desayunar acá

— No gracias no se moleste, pase navidad fuera de casa , lo mínimo que puedo hacer es desayunar en familia

— Ve con cuidado

Luna me acompaño a la puerta y estaba con cara de sueño, en realidad tenia cara de boba, y la molestaba con eso.

— Nos vemos mas tarde

— Si, paso por ti a las 11, llego, desayuno, me cambio y vengo

— No te vas a bañar

— Claro antes de cambiarme

— No cochino no te bañas

— Jajaja ya payasa se hará tarde, me voy

— Un abrazo y un beso nos despedía.

Había quedado en ir a la costa verde, caminar y almorzar en un restaurant que nos permita apreciar la maravilla de la naturaleza.

Era la primera navidad que la pasaba sin un problema alguno, no se si era suerte, pero me sentía feliz, lo único que me preocupaba era su regalo aún no tenía.

Al llegar a casa entregue el regalo a mi sobrina, desayuné y me dirigí a alistarme para salir, en mi habitación no tenía nada, ningún detalle echo a mano, pero recordé que tenía escritos a mano en un viejo cuaderno que celosamente lo guardaba, en aquel cuaderno tenía escrito una de las cosas mas bonitas que en algún momento haya escrito para una persona que no conozco, y para que se entienda es que casi siempre escribía pensando en alguien que no conocía pero sabia que existía. El título del escrito se llama “estás aquí” estaba seguro que le podía encantar, no tenía errores ortográficos y mi letra , bueno era pasable, recorte la hoja, y con un encendedor le di forma de pergamino , se notaba rustico antiguo con esa esencia de una carta antigua, cogí un sobre blanco y pegue una estampita de mi colección de Europa, si, colecciono estampitas de Europa especialmente de Francia, pero celosamente lo cuento a veces, era una carta con un estilo antiguo, pero sabía que no era suficiente, tenía miedo que no le guste o piense que es muy poca cosa, así que aliste un trozo de papel con una sorpresa más, la coloqué dentro del sobre y me encaminé a pasar por ella.

Mientras iba en el carro, sentía que todo era demasiado perfecto como para ser verdad, la navidad había sido rápida, y a pesar que renegaba a veces con ella, me sentía bien , sentía que podía contar con ella, que podía confiar, tenia una seguridad con tan solo escucharla, pero aún sabía que no me sentía listo para quererla como ella quizás lo esperaría, pero ganas no me faltaban para hacerlo.

Llegué a su casa, y ella salió, vestía un lindo vestido casi color entero con ornamentos floreados, una vincha color melón sobre su cabello , su pinky reloj iwacth que seguía envidiando, su collar que le regalo su padre y una gran sonrisa de lado a lado.

Bajamos hacia la playa y comenzamos a recorrer la costa verde estábamos platicando sobre planes para dar la bienvenida al nuevo año, ella había tenido conversaciones con su grupo de amigas para ir a acampar y bueno yo no tenía nada seguro, mi plan era irme de viaje pero aún no estaba definido por completo.

A pesar que la situación no estaba de mi lado me arriesgué a preguntarle:

—¿ te gustaría pasar año nuevo conmigo?

— no

— a ya ok, no te preocupes

— si tonto , no te resientas

—no me resentí, tienes planes con tus amigas , normal

—no tonto pero se que al final una de ellas me va a cancelar, mejor salgamos

bueno yo tenia en mente irme de viaje, pero no se si tu

—si vamos de viaje

—¿enserio?

—Si vamos, donde tienes planeado ir

—Pues a Máncora siempre e querido ir

—Me parece bien pero yo conozco, y va estar full esos días, se reserva con anticipación, no vamos a encontrar hospedaje

—Gracias por matar mis ilusiones

—Es la verdad mejor vamos a otro lugar

— ¿ah cuál?

—Mmm no se ¿dónde mas te gustaría conocer?

—¿La selva, cusco?

—Si vamos a cusco,

Yo tenía ganas de ir a Máncora pero ella tenía razón , ya era muy tarde para buscar reserva y todo iba a estar repleto además de carísimo,  Cusco no era mala idea, de todos modos yo no conocía y seria genial ir a MachuPicchu.

—Pero, es mejor que vayamos de viaje después de año nuevo por que todo va estar alborotado y no soporto la multitud – ella dice—

—¿Estás segura?

—Si , viajemos después

—Esta bien ¿ Entonces como hacemos?

— Tenemos que preparar bien, el viaje y la estadía

Teníamos que organizarnos así que Luna se encargaría de buscar el hospedaje y tours, y yo me encargaría de los pasajes de avión, tiempos y fecha de regreso.

Por una parte era todo tan genial pero por otra que pasaría si su madre no le da permiso o mas bien piense en mi con otras intensiones.

—¿ y tu mamá te dará permiso?

—Tú tienes que decirle, ¿eres el caballero que me esta invitando no?

— Esta bien ( me agarro frio pero ella tenia razón)

De regreso a cas habalría con su madre, pero ya que el viaje sería luego por otro lado planeamos salir localmente para dar la bienvenida al año, con la diferencia que nos veríamos luego de la cena.

Nos recorrimos largos tramos de playa y gras, ella contándome sobre sus proyectos y estudios que tenía que realizar para sus especializaciones y bueno yo también aportando que mi año sería completamente diferente ya que empezaría a viajar por unos proyectos y a centrarme mas en el ámbito profesional.

Entramos a un restaurant que tenía una vista espectacular al mar, Luna lo recomendó , ella conoce más lugares “de niña rica” que yo.

Cuando me senté me preguntó:

—¿A ti te gusta mucho la música electrónica no?

—Si me encanta, por algo fuimos al ¿Creamfields Perú no? (festival de música electrónica)

— Si ahí me di cuenta, mira allá que es eso ( me hace una señal para que voltee)

Volteo y ….

—Toma feliz navidad,

—¿Y esto que es?

—Léelo

—2 entradas para un concierto al cual no tenia planeado ir “I AM Hardwell ‑ United We Are ‑ Lima” -y yo-

¿es enserio?

—No de mentira tonto

—Wao, ¿es enserio? , wao , de verdad muchas gracias, — juro que me robó una gran sonrisa, me puso feliz , waa quería llorar— enserio no me lo esperaba pero por que o que, no debiste enserio.

—Se que te gusta lo pensé ¿en si regalarte o no? por como estaban las cosas pero aquí las tienes.

De verdad me estaba comprando “ literalmente” era un amor de persona al hacer eso, darme algo que me gusta, yo no soy de recibir cosas materiales no me gustan por que soy demasiado especial en ese sentido, pero esto era algo, que podía disfrutar y divertirme, algo que me gustaba.

— Uhmm sin 2 entradas ¿ y ahora con quien voy?—Me queda mirando—

—¿A quien llevo? a ver…—Me sigue mirando como si quisiera asesinarme—

—¿Tienes idea con quien podría ir?— Y me sigue mirando a punto de mandarme a volar—

— Jajaja oye no me mires así, es obvio que iremos gracias, gracias, la abrazo y la quede mirando, no pude contener la emoción.

— tonto— dice.

Terminando de almorzar, nos dirigimos hacia la playa, saqué el sobre y se lo entregué,

—Tal vez no sea el mejor regalo y la verdad es que queda chico con lo que tu me haz regalado, no sabía que regalarte, no querías que te regale nada en el centro comercial, y preferí entonces hacerlo yo mismo.

Ella me quedó mirando como diciendo “que tonto eres”

— A mi me gusta lo que tu haces, ¿Lo escribiste tu?

— No mi vecino, es obvio – rio—

— No me importa lo material, me importa que tu lo hayas echo eso me gusta, además me agrada como escribes.

— Gracias lo se lo se

— Tonto –me pellisca—

— auch

Luna abrió el sobre , le dije que leyera la carta en casa, pero se percató de un pequeño papel doblado en 4 , el que había añadido antes de dárselo, tenía una nota escrita que decía “abrir en tu cumpleaños”.

— Sabes que no aguantaré la curiosidad y lo abriré – ella dice-

— Ábrelo, no podrás descifrarlo, el día de tu cumpleaños, sabrás que dice , por ahora solo es una acertijo a ver si adivinas.

— No Carlos , no, dime que es

— Así me ruegues, llores, brinques, hagas un berrinche, no te lo diré

— ¿Y si me molesto contigo?

— Hazlo, de todas formas te quedaras con la curiosidad

— Ash que espeso eres

— Lo se – rio—

Luego de haber pasado la tarde juntos, regresamos a casa, ella estaba feliz y algo picona por que no le decía que significaba el acertijo, para su cumpleaños faltaba demasiado, así que la curiosidad la mataba.

—Ya es hora que hables con mamá

—¿Hoy? ¿de qué?

—¡CARLOS! – me mira con intensión de quemarme vivo—

— A si si del viaje, ¿pero hoy?

—Si hoy, ¿lo vas a ser o no?

— Ya , esta bien— típica actitud engreída—

— Mamá Carlos te quiero decir algo – grita—

Su madre se acercó, y comenzó la plática, al principio estuve un poco nervioso, no había tenido la oportunidad de establecer un lazo de confianza anteriormente con su madre, al principio me quedó mirando fijamente a los ojos, con la misma mirada de Luna, ahora sabía de quién lo había heredado , al principio me dio su punto de vista algo en desacuerdo, pero Luna estaba que impaciente presionando a su mamá, después de varios minuto de platica, y de aceptar los términos y condiciones establecidos en todas las cláusulas habidas y por haber, me dio el permiso de viajar juntos luego de recibir el año.

La vida estaba haciéndome una jugada, una de esas que no te esperas cuando estas en el tablero de ajedrez, donde te acorrala pero sabes bien que con un movimiento puedes ganar, yo me sentía ganador pero a la vez todo era demasiado bueno como para ser demasiada coincidencia.

Los días siguientes a la víspera del nuevo año eran una locura, Luna me sacaba de quicio con su extremismo perfeccionista en la arquitectura, diseño y remodelaciones de todo, cuando venía de visita a mi área de trabajo, no le agradaba que tenga mis cosas por desordenadas, se molestaba al punto que si tal cosa no estaba colocado hacia el lado izquierdo no se veía bien, más su resentimiento era demasiado especial. Muchas veces debatíamos entre colores, formas y diseño, “esto debería ser color rosa – No , debería ser verde” “ esto no debería estar aquí – y por que si encaja perfectamente” yo soy la que se, — ay si ay si soy egresada de diseño de interiores y se como arreglar mi cuarto, dime que se siente tender una cama— baboso, sabes que no es eso— mongolita que se siente diseñar una ventana— ya cállate — , si a veces explotábamos la molestaba al punto de sacarla de sus casillas.

Entre bromas, enojos, riñas, chistes, y más, la pasamos genial me agradaba mucho que sepa organizarse, y le encantaba salir, rompíamos esa monotonía de estar siempre en el mismo lugar, su espíritu aventurero me atraía.

Pero no todo era perfecto, la imperfección tenía que asistirse en algún momento, a veces me preguntaba sobre cosas del pasado y sobre un amorío que estaba dejando de lado, procuraba no alargar el tema y responderle de manera clara , sin rodeos, al punto donde a veces se molestaba pero comprendía todo lo que sucedía.

Llegada la víspera de año nuevo. Luna estaba vestida, esta vez con un vestido color crema, su calzado de a tiras, su collar, su peinado con ondas que me envolvían y de nuevo su reloj que tanto envidiaba

—¿por qué no se lo roban? – oye que te pasa— disculpa es broma – río—

Nos encontramos después de la cena, no soy de tomarle tanta importancia a las cábalas o promesas de nuevo año, considero que cualquier día es para empezar de cero, ya que si el año tuviera 700 días no esperarías 700 días para empezar de nuevo, sería algo realmente tonto.

Salimos en grupo con unos amigos que habíamos invitado, nos fuimos a recorrer las calles, a bailar , y recibimos con alegría el nuevo año hasta el punto que estábamos exhaustos, luego de enserar las pistas de baile, nos dirigimos a caminar , ella se quito su calzado.

— Ojalá encuentres una aguja

— Cállate o te golpeo – yo reía—

— Golpéame

— aish

Cansados , nos dirigimos a apreciar el amanecer desde una esquina del malecón, tenues, ella y yo observando una maravilla de la naturaleza, era un momento donde la tranquilidad era esencial, sus bellos ojos, su linda sonrisa me contemplaban al observarme:

— te ves muy bella.

— ¿Así toda despeinada luego de todo el ajetreo y la diversión?

— Si, así con todo eso sigues siendo bella, gracias por apreciar este momento conmigo.

— Gracias a ti, aunque a veces eres muy tonto y terco

— Así me quieres

— Ay si claro

Reímos , nos abrazamos y nos dejamos caer con el amanecer, bajamos hacia la playa, veíamos almas en pena tiradas en la arena, el alcohol no nos había afectado mucho pero la vista que teníamos nos dejaba ver a varios hasta las últimas.

— ¿puedo hacerte una pregunta?

— Si

— ¿puedo escribir sobre nosotros?

— ¿Es enserio? – brillan sus ojos—

— Si, quiero empezar a escribir una nueva serie, pero no desde el primer día , si desde esta etapa, por que me siento tranquilo y alegre.

— Si puedes hacerlo me encanta la idea – lo grita—

— Ya ya , calma, pero tienes que tener en cuenta que en mis escritos quien manda soy yo, sea lo que fuera la decisión de cada palabra es mía y solo depende de mi borrarlo o continuar.

— Si entiendo

— Así que si digo que eres una caprichosa, cara de mongolita, engreída, espesa, lo diré

— Baboso, seré famosa

— Jajaja si claro, escribiré todas nuestras travesuras –quiño el ojo—

— Idiota – ríe—

Teníamos demasiado sueño luego de una larga amanecida, nos mojamos los pies con el agua del mar casi la lanzo , pero iba arruinar su vestido, ella reía pero ya era hora de retirarnos, la acompañe a casa y antes de irme me dijo:

— nos vemos mañana—

—Ya estamos mañana

—No, mañana 2,

— ¿Que hay el 2?

— Carlos – me mira nuevamente con esos ojos de quemarme vivo—

—Enserio que hay

—Cusco

—A si verdad mañana es 2 , ¡qué rápido!

Nuestro vuelo salía el 2 , un día después del nuevo año, Luna se había encargado de realizar las reservas del hospedaje, y un tour, estaríamos afuera 5 días, sin embargo, nuestro plan no solo era ese, habíamos planeado pasar las mejores vacaciones, visitando lugares remotos aprovechando cada lapso de tiempo, mientras sepamos organizarnos, cada minuto ere esencial.

Llegue a casa y caí rendido a mi cama, a punto de cerrar los ojos y suena mi celular, era un mensaje de Luna.

— Gracias por todo ha sido muy lindo pasar este nuevo año contigo y mañana será un grandioso día.

Acentué solo a decirle , “La vie est belle pequeña Luna, tu me lo enseñaste, tu eres quien me esta robando nuevas sonrisas”. Luego de ello caí ante el sueño para despertarme en un nuevo día y un viaje por descubrir.

 

Continúa: Pequeña Luna parte 3

Luna

Share

No Responses

  1. me gusta tu historia pero me da mucha curiosidad por la chica de la historia .. es la que esta en la foto de perfil de tu pagina ,con la que fuistes al creamfield ?? me gustaria que coloques una foto de los dos =) :3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment