el diario de mariana Historias La chica de la luna Mis historias

Las flores que nunca te regalé

Pasamos por un gran parque y vimos un árbol lleno de flores blancas con rosa muy pequeñas

Espera, -le dije- , agarré unas tiras de raíz de grass y comencé a formar un aro con ellas, entrelazándolas entre si
– ¿Qué haces?
– Ya verás
luego tomé algunas flores caídas del árbol sobre el grass y las amarraba una a una en cada borde del aro que estaba armando.
– ¿Es un aro de flores? – me pregunta
– no
Una vez listo me situé detrás de ella y lo coloqué sobre su cabeza,
– Es tu corona de flores, algo que te dije que algún día te regalaría, me demostraste a pesar del tiempo que lo vales.

Ella se sonrojó y además de un gracias, me abrazó, cogió su teléfono y no faltaban sus selfies y fotos para ver como su cabello claro semi lacio rescataba el brillo sobre su rostro, parecía una pelirroja sin pecas y sus ojos que acostumbran cambiar de color se camuflaron en su mas dócil faceta.
Era un atardecer rojo, se apreciaba los rayos traslucir entre las ramas llegar a nuestras sombras.
Eres un cursi
– ¿Así? ¿y esas fotos?
– Es que me queda lindo
– Y con esos ojos mucho mejor.
– Aquella vez que me dijiste que siempre quisiste una corona de flores, tal como veíamos en las fotos de instagram, en ese entonces no me atrevía a hacerlo, sabes que hay cosas que considero especiales, y que solo las haría una vez, hoy , en esta situación te la regalé, por atreverte a escucharme y robarme una sonrisa.

Ella quedó en silencio.

Su vestido de flores bailaba con la brisa del viento, Ella disfrutaba el paisaje, yo solo le ponía el lado de expresión.

– ¿Sabes?, hace varios meses que no sentía una tranquilidad sana, un día así donde el atardecer termine de la manera mas alegre y hermosa posible.

Romper esa monotonía que nos separó hace tres años, hoy nos vuelve a unir bajo la tenue luz de luna en el atardecer.

Tu compañía me hace feliz.

La chica de la Luna – El diario de Mariana

0 Comments Add New Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *