Conocer a la Luna

Antes de estos últimos acontecimientos, tuve un tiempo para mi, unos pequeños días donde me inspiré a crear una historia en base a una persona, sin embargo aún era muy pronto para redactarla y compartirla, quise esperar mas, no ser apresurado y no cometer un error de crear algo en vano, quería estar seguro y ahora lo estoy aún mas de querer hacerlo pero poco a poco de a poquitos, así como empezó esto.

En aquellos días me encontraba triste, al levantarme solo podía ver tristeza en mi rostro, depresión, decaimiento, melancolía , angustia, algo que odiaba de por si, pero que tenía que superar, no era la primera vez que me encontraba en esta situación pero ya habían pasado algunos años desde la última vez, tenía noción de cómo afrontarlo sin embargo, el recuerdo de Summer estaba presente en cada cosa que hacía, ya que nuestros tiempos eran compartidos, ella llamaba por la mañana, por las tardes compartíamos palabras y por las noches casi siempre nos veíamos, mi rutina la tenía marcada como parte importante, ya que siempre trataba de estar  disponible para ella, y ahora que ella ya no estaba, que decidí acabar con eso, mis huecos eran el vacío que ella había dejado.

Trataba de hacer las cosas que me gustan, esperaba que sirva de algo pero el desánimo me ganaba, así fueron los primeros cinco días donde no supe nada de ella, hasta el séptimo, donde ya estaba progresando, mejor y podía concentrarme aún mas en mis proyectos, ocupé su vacío con salir a caminar, conversar y compartir momentos con algunas amigas y amigos casuales, comencé a sentir esa tranquilidad y a desaparecer esa preocupación que solo ella me causaba, podía respirar paz en mi interior y una limpieza de sentimientos que poco a poco me agradaba.

Un día cualquiera comencé a revisar mis mensajes de mi rincón favorito, y me topé con una chica, que entre otras palabras era una fan que me seguía silenciosamente a mis escritos de mi página social,  no me sorprendió mucho,pero lo que me alegró es que se ofreciera y se atreviera a querer ser parte de mi rincón, en ese momento, me emocionó saber de alguien que tenga esa intención, y a partir de es momento comenzamos a intercambiar nuestras primeras palabras en al red social.

Mientras pasaban los días, recuperé gran parte de lo que creí que había perdido, comencé a salir, a enfocarme en mis cosas, a hacer cosas que no podía hacerlas con Summer, ya que a ella solo le gustaba hacer lo que le parecía; comencé a ir al cine, teatro, parques, playa, recorridas nocturnas, espectáculos, museos, exposiciones, ese era mi mundo, en el que yo vivía y estaba olvidando; Sin embargo aún no podía decir que no la quería, tenía temor que apareciera y reviviera ese sentimiento, era un riesgo donde yo tenía que tomar una decisión si llegase a suceder, y como todo proceso de estar tranquilo y olvidar, se da de a poco, pero también poco a poco ese sentimiento va apagándose , no por el tiempo, si no por la manera en que sucedieron las cosas, mientras yo pensaba en construir algo de a poquitos, Summer seguía viviendo en su mundo de confusiones, amores provisionales, olvidaba a veces que aun ella estaba probando de todo, mientras yo ya tenía casi los dos pies en tierra y buscaba nuevos emprendimiento, ella seguía en su mundo de buscar y refugiarse en algo que le gustara por el momento.

Continuaba con el proceso de retomar mi vida tranquila, aquella señorita con la cual había conversado ocasionalmente me comenzaba a llamar la atención, curiosidad era lo que tenía, quería conocerla. Quedamos un día cualquiera,  a la salida en un centro comercial, mientras ella terminaba sus clases de inglés, yo terminaba la exposición de mi proyecto , también de inglés.
Cuando llegó el día, recalcando que llegué un poco tarde de la hora pactada, la observé, ella estaba sentada de manera sexy sobre un banco junto a una mesa aquél Starbucks tenía sus mesas en medio del corredor; ese día entre pláticas y sonrisas entendí que había alguien más que daba pie a escribir una historia, con la Luna de personaje principal.
Este relato es un pellizco para conocer a “La chica de la Luna”

La chica de la Luna Una vida con Summer

Luna

Share

No Responses

  1. No voy a mentir 🙂 me levante y vi un enlace en el face que me llamo la atención , luego entre a la pagina y me pareció increíble cada palabra que escribes , transmites en mi muchas sensaciones pero sobre todo nos haces ver que a pesar de las circunstancias las penas , o desamores cuando uno empieza a creer en una mismo y no deja de lado la esencia que tiene puede salir adelante 🙂 de a poquitos pero claro que se puede! Increíble me encanta como escribes 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *