Léeme otra historia

Léeme otra historia | Una vida con Summer Summer había despertado en la cama con el mejor desayuno que él había preparado, sobre ella estaba la fuente con sus postres y meriendas favoritas, acompañada de una gran rosa color rosa y una carta de hoja verde como la primera que le regaló , él quería que su día sea el más perfecto posible. Por la tarde le envío un hermoso ramo de tulipanes y rosas rojas además de una canasta de chocolates con un mensaje escondido, así como también un tierno peluche con un conejito al lado que a ella le encantó,salieron a recorrer la playa con el sol brillando en el…

Abrazo

Aquella noche él se acercó, la abrazó, pero no cerró los ojos. -¿Por qué los mantienes abiertos? -Porque no quiero perderme en la oscuridad, quiero ver el camino por si se va, quiero saber por dónde irá si se pierde , y quiero percibir el rastro por si un día desaparece. Esa sensación interminable al estar junto a ella, esa tranquilidad mientras se recuesta en mi hombro, esa timidez que me involucra con vergüenza. No puedo parar. Esa atrevida e inocente percepción, esa cosita interminable de satisfacción, ese deseo de estar ahí, de cargarla y girar junto con ella, de plasmar una sonrisa, de reír. Es interminable. Al acercarme a ella es…

Es lo que siento

“…Simplemente ya no la quiero. Simplemente ahora la amo.” Aquella noche el entendió que era un bulto más en la calle, que simplemente su caminata sin rumbo no tenía sentido. Imaginaba cosas, cosas que no existían, vivía preso de su fe, de su esperanza, había estado dispuesto a enfrentarlo todo, y así lo estaba haciendo, pero esa noche, esa misma noche llegó al filo de su lugar favorito y vio como aquella rama del árbol caía, entendió que el también podría caer al vacío. Cerró los ojos… –Por qué lo haces, yo no te he pedido que hag… –Lo hago porque quiero y hago lo que quiero. Simplemente desde ese día fuiste…