No todos los días pueden ser perfectos

No todos los días pueden ser perfectos, pero lo son, es más, ningún día podría serlo si no logro escucharte y  verte, sabes que los días pueden ser complicados y a veces agotadores y que el tiempo es nuestro rival cuando tratamos de vernos, es más, la distancia nos juega una mala pasada para confundir el sol por la luna.

No es tan sencillo esperar cada noche que  las manijas del reloj marquen las 21 horas y pueda saludarte con un beso hacia el cielo. Te extraño a cada instante en que dejo de ver tu fotografía y aquellos días donde las labores del estudio y trabajo se apoderan de nuestras vidas.

Hemos aprendido a sobrellevar cada situación y esperar cada fin de semana para enamorarte más que nunca cuando nuestros rostros se rosan con un suave beso y la luna nos acompaña hasta el amanecer, es más , la alegría que expresas al abrazarme al poder sentir que me extrañaste y yo a ti, hace que las ráfagas de viento perfumen el lugar con olor a rosal.

“No todos los días pueden ser perfectos, pero se que me acompañas a cada instante, y yo, cuando se que el pequeño oso-dragón te da las buenas noches antes de dormir”

Luna

Share

No Responses

  1. Tus poemas e historias me ayudan mucho. Tengo una relación a larga distancia y cada vez que leo algo de tu blog me ayuda a mantener la calma.

    Sigue adelante con esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment