Aeropuerto

Las tardes eran la espera de tu ausencia, mientras una
muralla celeste nos separaba,  caminaba
sin rumbo recorriendo el distinto lugar que estaba a mi alrededor, buscando
dentro de mis pensamientos una razón para seguir quedándome, solo recordar las
puestas de sol cerca al aeropuerto mientras mi dócil paciencia se encontraba
atenta a tu salida . Y, la suave brisa del viento era mi mejor acompañante
mientras me seguía preguntando el porqué de mi silueta en aquél lugar. Mientras
el sonido ensordecedor de los aviones cubría el techo del cielo azul, yo estaba
ahí esperando tu salida, esperando verte y decirte te amo.

Luna

Share

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment