La conocí en Francia – Introducción

Escribo esta historia por que simplemente me nació crearla en la realidad. Contigo; y no se en qué terminará,  al leer las palabras que te escribí no se lo que pienses, y tampoco si lo olvidarás a los pocos minutos, tal vez esta historia sea corta, o quizás por algún milagro del señor sea larga, yo no te escogí, yo no quise escogerte, simplemente después de unos días, después de algunos, sin saber de ti, nació, nació esa sensación de escribirte por primera vez, de tratar de que seas el centro de mi atención, y ahora lo conseguiste, conseguiste que dijera “quiero enamorarte”, conseguiste que sintiera esa sensación de cosquillas en mi estómago, esa sensación de amor en mi corazón. Enamorarte esa sencilla palabra, que es muy difícil de emplear en la realidad, ¿Cómo enamorarte? ¿Cómo poder decirte: ” Sabes me gustas” , ¿Cómo decirte sin que hullas ” Hola, he venido a robarte una sonrisa”?.Había olvidado hace mucho como hacerlo y simplemente me quedo varado como un niño tonto que no sabe como hablarte, no sabe como expresarse y lo que es más aún vergonzoso, no sabe como mirarte., Te escribí esa frase que tu y yo conocemos por que me inspiraste  hacerla y me inspiraste desde el día en que me dijiste hola y sonreíste, me inspiraste a escribir una vez más una historia en la cuál desconozco el final.
Yo no te escogí, mi corazón me dijo que te haga feliz.

Luna

Share

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *