Encuentro bajo la Noche

Acostumbrábamos vernos de noche, sin que sus padres lo sepan ,Liseth dormía en el primer piso (Hija única), sus padres en el segundo, me aventuraba a pasar las barrearas del temor de que nos encontraran,  entraba a escondidas a su casa,ingresaba a su habitación  una vez que sus padres ya no bajasen y nos poníamos a ver una película,  a veces la completábamos en ver porque terminábamos en caricias o sueño provocados por las altas horas de la noche, era especial cada encuentro ,la adrenalina entrar a escondidas era parte de nosotros.

Amigos o amigos con derecho no lo sé ( como aquella primera película que vimos en el cine), era noche de luna llena, Liseth y yo estábamos en su habitación, ella con su pijama de polo blanco y un pantalón buzo plomo ( acostumbraba reírme de sus pijamas),  vimos parte de una película como de costumbre, pero nos pusimos a hacer algo distinto, jugar  “pregunta o castigo” , con una aplicación que generaba números aleatorios de mi móvil , teníamos que adivinar si salía un número par o impar, si era par yo ganaba y yo le enviaba un castigo o pregunta, si salía impar ella ganaba y me mandaba un castigo o pregunta, estábamos algo encendidos por conversaciones anteriores pero cada pregunta subía de tono por parte de los 2 que alborotaban nuestros pensamientos.

En un momento donde nos quedamos mirando yo le había propuesto un castigo, que finja un orgasmo,  ella se negaba, yo me reía de solo imaginarlo, pero aceptó hacerlo – sabía que lo haría, se veía en sus ojos, pero como toda chica un poco de insistencia no le cae nada mal,-nos mirábamos y de pronto me quedé callado, ¿ Qué te sucede?-, me pregunta, nada, –¿Enserio?, Si enserio– ella insistía-  ¿ Dime qué te sucede?¿enserio quieres saberlo?Quiero besarte ( éramos sólo amigos con un pasado triste),Ella me miró parecía que también quería hacerlo,-pero no quiero que te ilusiones, .- respondió , – no lo aré.-¿ Seguro?si estoy seguro. – Aún no entiendo por qué lo dije.

Aceptamos un acuerdo donde los dos firmamos con nuestros labios, comenzamos a entrar a un mundo lleno de respiración, roses y cariño que alborotaban nuestros cuerpos, suavemente nos acariciábamos, sus labios, , su mano sobre mi cuello , sobre mi cabeza hacia excitante el momento, no pensábamos hasta donde podríamos llegar hasta que baje por su cuello, escuchaba su respirar, nuestros besos fueron más apasionantes, mi mano rosaba su ombligo aquel con que me encantaba jugar, su vientre, su cadera, y suavemente bajaba por su cintura, suavemente, temeroso, hasta que llegué al lado más cálido y delicado en su entrepierna, sus movimientos se aceleraron en unas contorsiones de cadera, quizás era la primera vez que alguien pasaba por ese lugar , se sentía tibio, suavemente la acariciaba, nos acariciábamos.

Liseth enloquecía con sus besos,  nos estábamos descontrolando nuestras manos temerosas seguían su ritmo ya no la acariciaba sobre su buzo,comenzaba a entrar temeroso dentro de el, podía sentir la tela de su ropa interior, estaba cálida , nos miramos y nos dijimos -Qué estamos haciendo-, si continuábamos o no, – aceptamos continuar- nos habíamos sentenciado en un momento donde nuestros cuerpos tomaban el control, la desvestí inferiormente por completo, frente a mi la belleza virgen de una princesa a quien engreía con amor – enloquecí y me acerque sobre ella,- Le pregunte si estaba segura de lo que hacíamos- respondió si- se lo pregunte 2 veces más, no estaba dispuesto a obligarla- ella tanto como yo había aceptado- me junte más aún sobre ella –vamos despacio– me dijo, entendí– no quería que fuera apresurado- tontos principiantes ( los 2 teníamos un cuerpo virgen). Seguíamos en una lucha de besos y rozábamos nuestra piel, nuestra intimidad al aire -intente ingresar y perdernos virgemente – no lo permitió-  tenía miedo, la entendía – yo también lo tenia, desnudos entre las sábanas nos acariciábamos, sus gemidos inminentes bajo su respiración , sus roces y movimientos provocaban más el momento, bajé temeroso a tocarle, podía sentir su vagina, principiante, ella se quedaba quieta con los ojos cerrados , sólo se escuchaba su respirar,estaba húmeda,  humedecía mis dedos, ella no hacia nada tan solo la observaba, suavemente podía sentirla, ingrese lentamente y salia principiante temeroso, no trataba de ingresar mucho no quería romper aquel hilo que ella temerosa no me permitía hacerlo y tampoco quería que fuera así, se podía sentir su húmeda piel, era suave, cálida, bajó su mano y entramos nuevamente en una lucha de besos interminables, llegamos al punto de estar uno sobre otro enloquecidos rozados por nuestra intimidad, rose tras rose sudor tras sudor, casi desnuda por completo tan solo su polo blanco sobre sus senos era oponente tras verla completamente como dios la trajo al mundo, comenzamos otro juego entre mas besos, subió su polo,desabrochó su brasier, sus senos tan claros como su piel el dulce sabor de estar sobre ellos era mágico, sus caricias su calma, su respirar, era una noche apasionada,sus besos y respirar sobre mi cuello sentenciaban mis sensaciones.

nos bordeábamos con nuestras manos durante largo tiempo la luna , la  noche, la oscuridad de la habitación eran testigos de lo que estábamos haciendo ¿ Había Amor?, me lo preguntaba, sus palabras podían interpretarse de varias formas.

La noche y las horas nos ganaban,  amanecía, tenía que irme,No sabíamos que había pasado,-no había pasado nada,-era la respuesta-, más que solo vernos desnudos, y jugar con nuestros cuerpos en un momento de locura excitada por nuestros pensamientos y cariño- nos sentamos confusos,observe su ropa interior, era amarilla , tenía un estampado de dolar en su delante,-se lo colocó, subió su pantalón buzo plomo, yo ya me había alistado.

No dijimos mucho, no dijimos casi nada,Sólo escuche de su voz decir que sigamos el acuerdo, – que no me ilusionara– tan solo había sido el encuentro de dos cuerpos excitados por la noche, era lo que ella me había dado.

Salí y sólo me quedé con ese recuerdo que entre comillas ” Yo lo consideré especial “, para mí mas que una noche de pensamientos descontrolados, fue una noche de 2 ex-amigos que se encontraron bajo la luna llena , sellando su amistad con un beso en los labios al despedirse.

Luna

Share

No Responses

  1. Me encantó! Y creo que no importa la edad que tengas para ser tu primera vez, lo que importa es que sea con la persona que en verdad quieras y te sepa valorar, porque solo así será guardado como un lindo recuerdo.

  2. es el problema de estar y ser primerizo, el temor, las ganas de ir despacio para no apresurar nada, y no dañar nada. Hubiera sido sexo salvaje de darse otra situacion, esta bien contado, me gusto.

  3. es lindo lo del post , pero me pregunto si despues de todo y de tanta compenetracion , aun puedan existir personas capaces de hacer lo correcto despues de todo eso y no hacer como si nada **

  4. Esta lindoooooooo!!!! pero que pena que la chica te haya dicho eso,no esta bien que te haya dado condiciones, mejor solo hubieran dicho tener sexo y ya.

  5. Hola, la historia es genial. Ya leí varios de tus cuentos y me parecieron fantásticos todos y de muy buena calidad. Lo que mejoraría es el tema del narrador: fijate que hay veces en las que se cuentan los hechos en 1era persona y otras veces en 3era persona (tal vez lo hagas intencionalmente), pero de todos modos es un placer leerlos. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *