¿Quieres un café?

-¿Quieres un café?, (lo piensas), -vamos pide, yo te invito-, (sonríes y sigues pensando)-¿Cuál de todos?, -¡Ha! ese de ahí, perfecto.

-Despistada, ¡hey! te estoy hablando, ¿porque subes la mirada como recordando un dejavu de tu pasado? , – mira aquí mira tú presente, no te distraigas.

Suenan las notas de aquella melodía, ¿la recuerdas? (piensas) -¿Más azúcar? , – cuidado en exceso puede hacer daño.

Es tu café favorito, es tu lugar favorito, es tu mesa favorita, es tu postre favorito, – ¡Cuidado!, está caliente- (coges una servilleta) –Yo dejé de tomar café hace mucho. (Me miras como si tuvieras un poco de impresión)

Te despojaste de ese objeto y quedó al aire tu mirada, quedó al aire las puertas de tu alma.

Abrázame con todas tus fuerzas y escucha a la vez firmemente lo que susurraré a tu oído, (me abrazas) -Es hora de irme – (aprietas fuertemente mi espalda),- No te vayas-, dices con miedo, -¿ Es una lágrima lo que veo?.

-Por favor, no.

Escucha mi último susurro, escucha al oído, Te quiero.

Luna

Share

4 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *