¡Por qué!

¡Porqué ¡ ¡por qué¡ no quiero sentirme así, no se si es dolor o es tristeza lo que me está atomentando, ¿porqué no puedo llorar? ¿Por qué siento esta atadura a la garganta? Porqué ¡. Es la tristeza de la noche quien toca mi puerta , es la triste melancolía que viene a decirme muchas cosas más, por que no se largan de una vez!, tan insistentes fueron quien los dejo pasar! , ya déjenme en paz!, basta!, pero es inútil, vinieron por que tenían un motivo para hacerlo, estoy cansado, estoy arto estoy completamente débil como para aguantarlos una vez más ¡. Tan solo veo una lagrima en el reflejo del…

Ahora

Quizás el tiempo me ha enseñado aún mas a valorar cada hecho y dar más importancia a lo que realmente quiero, o no lo se, ya no vivo de palabras y tampoco de promesas, vivo de cada acontecimiento de cada día, de cada hecho. La vida me ha mostrado más que suficiente para dejarme retroceder, hasta hace varios días era muy difícil, ahora veo las horas y los minutos y todo está tranquilo o quizás no lo está. No quiero equivocarme, no quiero repetir las mismas cosas, quiero estar con quien realmente valore cada hecho, quien demuestre en verdad lo que sucede, quiero dar todo de mi pero el tiempo me dirá cuando sea el momento. La duda se presenta y la noción con afán de ver las cosas mejor…

Noche sin sueño

Fue el sonido del viento quien aviso que vendrías esta noche , fueron las gotas de llovizna que habrían paso en la vereda o quizás la luz de las calles. El sonido de los autos de esta ciudad tan mediocre y cerrada perturbaba el camino a casa, sentado hacia la ventanilla mientras mis parpados querían cerrarse por el cansancio de todo un día arduo, no esperaba que llegaras hoy y que me sorprendieras en la habitación, quería abrazarte pero no podía mis manos estaban congeladas, mi cuerpo tan solo quería reposar, era evidente que no podía dejarte sin por  lo menos acercarme a saludar , ¿Cómo entraste?, no lo se aun, tan solo la confianza inesperada que te otorgaron me sorprende hasta este momento, me a recuesto y te pones ami lado tus caricias suaves hacen que aun me den mas sueño y casi por cerrar…

Decisión

Debo estar alegre lo sé, debo estarlo, pero no puedo, te prometí cumplir mi promesa y tengo en mis manos la decisión para hacerla realidad pero no es tan fácil, ahora me doy cuenta, no es tan fácil decir . .. Debería saltar de alegría pero no puedo, debería compartirlo ya no están con quienes quiero , ¿Que te sucede?- no lo se-, antes podía decir un “si”, sin que lo pensara, ahora miro a mi alrededor y veo muchas cosas que me cuesta seguirlas en otro lado. No se , no lo sé, mi cabeza da vueltas y no puedo entender por qué ahora por qué!; Mientras tenia el sobre en la mano y leía cada palabra me sentía alegre tan alegre que cuando voltié a mirar atrás no había nadie donde pudiera saltar y contarle que sucedía,…

Te dibujo

Siempre trate de comunicarme con dibujos de niño, decir que era lo que quería y que era lo que soñaba, o lo que me pasaba, nadie podía comprender que quería ser pintor y dibujante, era mi sueño de niño , recuerdo mis lápices y mis colores nunca tuve la caja de 24 colores y menos la de 48, no pude comprármelos, tan solo tenia los 12 básicos y siempre me quedaba asombrado con los colores de mis compañeros, el blanco, verde agua, etc. El mejor regalo de toda mi vida fue un lápiz, pero no cualquier lápiz, era un lápiz carboncillo absolutamente todo el lápiz era carbón, me lo regalaron cuando cumpli…

Noche sin luna

Sueños de una noche Hoy me visitas de noche no había pasado mucho tiempo desde que entraste a mi habitación, ¿recuerdas la ultima? , estas con esos mismos ojos de aquella vez donde reíste con mis tontos comentarios, donde te acompañe en una noche sin luna y el frio que nos cubría, donde me preguntaste ¿Que hacia con mi vida? primera vez que avance sin importar atrás y me sorprendiste con aquellas palabras. No es mucho ni poco lo que hemos hablado ni tampoco es un nada, pero fuimos mas que inocentes sin que seamos juzgados por lo que hagamos, fuimos testigos de nuestros deseos y de nuestros anhelos donde aprendimos a vernos…

Reflejo en mi ventana

Era el reflejo de una luz parpadeante color violeta que apareció de la nada, suspiré y mire mi ventana, era tu reflejo en la noche que escribía con mi aliento, un “hola” que recibía de aquella luz del móvil en la fría noche de mi habitación. El cajón seguía disperso de cosas y entre ellos los papeles que un día guardaron parte de una amistad, se iban perdiendo, era la soledad que me acompañaba y me guiaba con un susurro al oído tratando de cubrir a mi corazón para que no escuche ni observe nada de la realidad. Me pregunté si hoy sería noche mágica, aquella que con recelos no volvía a…

Su último recuerdo

Mientras pasaba la noche me preguntaba sobre la persona de quien me enamoré, miraba mi móvil podía ver tan solo la figura estática de una fotografía en miniatura, había pasado mucho tiempo desde que la escuche por ultima vez, me senté por unos momentos y mire el reloj, ¿cuántas horas habrán pasado desde aquel día en que la tome de la mano?,¿ cuántos minutos se han perdido desde la ultima vez en que iniciamos una platica? Pasaban los minutos y me podía percatar de aquellos trozos de papel con valor de recuerdo que guardaba en un viejo cajón que no acostumbraba a ordenar, la pieza de una hoja bon eran las únicas…