Historias

Lo único que necesitaba

La lluvia caía, las calles estaban mojadas, mis zapatillas empapadas, y tan solo el aire frió me cubría, en el auto tan solo el pensamiento oprimido y la soledad que me acompañaba era lo único que tenia, era un día triste sin ese brillo de alegrías y de ánimos que acostumbraba a tener, me faltaba algo, me faltaba escucharla sentir que estaba ahí, pero la tarde robaba esos momentos, me robaba el tiempo y la dicha de concentrarme, pasaban las horas y aun no terminaba un tonto trabajo que fue en vano , no tenia ánimos y solo quería estar solo, pero seguía sintiendo que algo me faltaba.

Escuchar su voz, escuchar su aliento, escuchar su murmuro , era lo que quería, un par de palabras alentadoras por parte de la persona a quien quiero, a veces uno necesita escuchar pequeñas cosas que cambiarían su día, yo esperaba una tan solo una de alguien a quien necesitaba, la presión, la angustia, se combinaban en  un fenómeno que no me dejaban tranquilo, y solo esperaba escuchar una palabra, no necesitaba nada más tan solo una palabra que me permita estar tranquilo que me permita sentirme feliz, que cambie mi día, tan solo necesitaba escucharla.

 La sonrisa de uno no depende de nadie tan solo de uno mismo, pero el deseo de sonreír en un momento difícil depende de alguien quien lo haga, a veces necesito eso, por que yo trato de darlo y también quiero recibirlo, también quiero sentir que alguien me hace reír, quiero sentir que alguien se preocupe por mi , quiero sentir una abrazo imaginario que se cree tan solo con el aire de la noche por esa persona quien te lo desee dar.

Tan solo necesitaba un aliento, por lo menos fingido a pesar que duela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *