Historias

Doble filo

Dicen q el amor es un arma de doble filo o que los sentimientos en algún momento te jugaran una mala pasada, eso era lo que no creía del todo hasta que la madrugada de hoy estuve tan cerca de saber que  es verdad.
Cuando los sentimientos escondidos, cuando la paciencia y la angustia se contraen cuando el corazón caya, es el arma perfecta sin que uno se dé cuenta.
Pasaban los días, los meses,  los años y sigilosamente se expande sin percatarse de que es lo que en verdad sucede, cada vez más intenso y más fuerte hasta el punto que uno no se dé cuenta y veas que ya estás en la cuerda floja.
Es el arma de doble filo aquella que te permite amar pero que te va lastimando por dentro, cuan injusta puede ser la vida, como muchos se preguntan, el amor, los sentimientos, el deseo, la perseverancia, la paciencia, el ser comprensible, la superación, el deseo de luchar , cuando pasa el limite se convierte en nuestra espada aquella que nos permite seguir pero sin darnos cuenta en cada superación es una marca de dolor que se impregna aún más.

Es la lucha constante quien derrota tus fuerzas pero no tus esperanzas, nunca es tarde para dar vuelta a la página y cuidarse de aquellas armas, nunca es tarde y mejor aun cuando ya te percatas de que es lo que sucede.
Día tras día el pensar que todo es posible, el pensar en el verdadero amor, el pensar en ser mejor persona, en pensar en  no cometer los mismos errores, en pensar en comprender, en tener preocupación, tener esperanza, saber esperar, tener paciencia , de que vale cuando por dentro te van lastimando, hoy me pregunte ello y la mejor respuesta es que si vale la pena pero solo cuando es comprensible y valorado por la persona a quien le das ese regalo.

Mientras pasaba la noche mi corazón suspiraba, tenue y de dolor sigiloso por dentro ya estaba demasiado debil, demasiado lastimado, demasiado angustiado y solo me pedía descansar, me dijo que nunca pierda la esperanza pero tampoco que siguiera luchando, nadie es culpable me lo repitió tan solo no es comprensible por muchos, más que lo cuidara me pidió una cosa más . ..

Cuando desperté estaba ese sentimiento de angustia aquel que despertó por palabras injustas, vanas que dan paso a cerrar el libro y empezar otro nuevamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *