¿Dónde está mi sonrisa?

Ha pasado mucho tiempo desde que comencé a escribir en este blog, está de más decir que comenzó como un blog anónimo pero que poco a poco fue revelando a su dueño, mis manos han  envuelto este rincón de lecturas que mi corazón escondía y que aún esconde, es cierto que la mayoría de escritos son tristes ya que mis sentimientos aun guardan esa sutiles de salir sin ser lastimados.
Pasaron años, desde que escribí por primera vez aquí,  recuerdo que no sonreía y mi gesto era una sonrisa a medias que rodeaba mi vida, el único lugar donde podía sonreír era en mis sueños, en esas noches mágicas donde pocos se topaban y podían escuchar mi corazón hablar, la soledad me visitaba continuamente a matarme por dentro sin que nadie pudiera escucharme, la tortura de la angustia y las lágrimas de lluvia eran un gesto desesperante , ese es el castigo de ser paciente decían algunos y es verdad cuando lo eres y no todos tienen el don de saber esperar y dar para no recibir nada a cambio.
La única forma que encontraba para desahogar esa sensación antes que las lágrimas era escribir, cosa que jamás pensé hacer, palabra por palabra habla el corazón y esa fue por momentos un alivio para no callar más, pero no todo es público, hay cosas que se guardaran en borradores tal vez por siempre.
 Es cierto que existen muchos motivos por el cual sonreír, pero no todos somos iguales está más que decir que  alegría no es igual a felicidad y tampoco es la certeza de sonreír el día a día, por que queramos o no en algún momento el corazón hablara y no podremos hacer nada tan solo ver cómo logra salir en formas de gota.
Pasó mucho tiempo de tristeza, de soledad, de sueños contados, de ilusiones por doquier, de vivencias, de pequeñas alegrías, de pequeñas sonrisas, de grandes errores y lecciones, esos tiempos que deje atrás y que pensé que nunca más volvería a verlos porque sin que lo  esperara llego una gran sonrisa que rodeo mi rostro una gran alegría que espere durante mucho pero mucho tiempo la cual creí que me acompañaría a ser feliz y lo fue en momentos,  pero poco a poco se fue desapareciendo de la forma más inesperada, dolorosa , decepcionante y triste.
Desde ahí mi corazón no responde y llegaron mucho más motivos para no hacerlo,  repite cada palabra , recuerda cada noche , llora cada lagrima y trata de estar tranquilo, pero sin decir ninguna palabra, tragándose por tajadas cada trozo de dolor, ira, decepción, angustia , tristeza, mostrando al mundo como si nada hubiera pasado, como si todo continuara normal, y es que el corazón no puede engañar pero nuestros rostro si, tan solo nuestra mirada nos puede delatar.
Tengo miedo y si lo tengo, porque cada día es un paso  más  hacia ese mundo en el que estuve donde la tortura de la noche solo era salvada por las noches mágicas.
No soy de dejarme vencer es por eso que cada día es una lucha constante contra el mundo, contra aquellos que solo ven el exterior y poco les importa el interior y cuando menos se lo esperan buscan caminos y no logran encontrarlos porque no aprendieron a soñar.
No puedo evitar que mi corazón hable, no puedo evitar el día a día tampoco la maldita angustia ,y menos la sensación de esperanza que siempre me va acompañar por que siempre será así sea cual sea la situación, a veces pienso que estaría mejor si no tuviera sentimientos pero el sentir es la esencia de la vida, ahora tan solo me hago una pregunta ¿Dónde está mi sonrisa? .

Luna

Share

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment