Historias

Una lágrima

Dicen que las lágrimas son el respiro del alma cuando se libera, dicen que son más que gotas que desprende nuestros ojos, he oído que algunos consideran que es la representación de haber vivido, de haber tenido, anhelado, soñado o deseado algo con todo nuestro ser, sea lo que sea es la representación más sutil, delicada, sincera y frágil de un sentimiento tan puro como es el amor, y que llega en el momento inesperado cuando el corazón ríe o es lastimado.

No puedo decir que significan con certeza ni tampoco algún día lo haré porque cada gota que desprenden nuestros ojos tienen un motivo, un sentimiento especial, un significa que solo nosotros logramos conocer.
Sea lo que sea es algo que guarda mucho sentimiento, demasiado fuerte como para tener la oportunidad de verlas desprendiéndose de otra persona, y sin querer a veces logramos hacerlo y vemos como caen débiles ante la situación , a veces tristemente y pocas veces de felicidad.

Una sola lágrima puede representar un sentimiento sincero, pero no solo ello, debemos de cuidar también aquellas que no son sinceras y que se esconden dentro de rostros sin algún sentido.
Quien llora no es más débil ni más fuerte, es aquel que logra despojarse de alguna pena o alegría porque el alma y el corazón en conjunto ya no soportan y es hora de dejarlo salir.

El corazón puede guardar mucha tristeza y en vez de ello desprender ira, pero en el momento menos pensado sin darnos cuenta empieza a desprender aquel sentimiento oculto en forma de gotas, a pesar que estemos felices nos preguntaremos ¿por qué veo gotas o porque se me escapó una lagrima? a veces el corazón no avisa pero es la señal que fue suficiente y es hora de dejarlo salir.
Todos somos diferentes y en algún momento guardamos algo tan fuerte que a veces cuesta dejarlo salir, queremos pero se nos vuelve imposible por más fuerte que sea la situación el corazón no quiere caer, pero existen momentos donde es lo contrario donde el corazón logra dejar brotar ,lograr dejar salir aquellas gotas de tristeza , de llanto, pero nuestro ser no quiere y quiere detenerlo ya , es la frustración de no vernos tristes ni mucho menos que hemos caído, tan solo queremos estar tranquilos y descansar sin pensar , pero queramos o no el corazón tiene que derecho a hablar y tiene que dar a mostrar cómo se encuentra con un gesto de sonrisa o con un gesto de tristeza pero bañado en un sin fin de gotas que cubren nuestros ojos y caen suavemente hacia el infinito.
Ver una lágrima de la persona que amas es la escena más triste y dolorosa que puedas imaginarte, ver la tristeza en sus ojos, la ira en sus labios y un corazón desahuciado.

No existe mejor cura que estar en todo momento ahí, de besarle mientras cae, de desvelarte mientras descansa, de abrazarla mientras duerme y lo más importante darle más que amor para secar aquellas gotas que marcaron tristeza en su corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *