Historias

La salida

Sueños de una noche – «La salida«
Nos encontrábamos caminando por las calles de Miraflores (distrito), platicando sobre las últimas cosas que vivíamos en nuestras vidas, ella con mirada sumisa y yo contemplándola mientras hablaba, era una tarde tranquila, soleada, sin el bullicio de la ciudad que acostumbra tener lima.

Nos dirigíamos a LarcoMar (Centro comercial)era el escenario que yo esperaba, la estancia central donde quería liberar y dar a conocer estos sentimientos de una manera que no me prevenía, ella no podía imaginárselo por que mi actitud de despistado obvia los temas que quizás ella en un momento se imaginó que yo tocaría, comenzamos a recorrer el lugar lleno de estancias y galerías, le ofrecí invitarle un helado, a lo que ella al principio se negó a aceptar, le volví a preguntar y nuevamente se negó,tanta fue mi insistencia que al fina acepto, al parecer ella lo deseaba pero como toda chica nunca les es suficiente un poco de más de insistencia por parte de nosotros.

Recorrimos casi todas las galerías que había por el lugar la tienda de peluches fue la que mejor me llamo la atención, puesto que me daba una idea para robarle una sonrisa, reímos un par de veces pero yo trataba de no quedarme mudo como acostumbro hacerlo, hacia trabajar mi mente de chico tímido para saber que decir y tener alguna plática más, nos detuvimos un momento y le comente que me dirigía a los servicios, al llegar lo primero que hice fue sumergir mi rostro en el agua y tratar de borrar la timidez y esta vez decirle todo lo que sentía, medite unos segundos y estaba más que disidido, era una oportunidad que no podía abandonar. El anochecer estaba asechando y la puesta de sol me daba el impulso para lograrlo; La lleve hacia el borde del muro donde se encontraba el mirador, se podía apreciar todo el espectáculo del anochecer, la mire a los ojos y nos quedamos por un momento observándonos sin palabra alguna, la tome de una mano a lo que ella me soltó de inmediato, la volví a tomar pero esta vez no la soltó, la note un poco nerviosa pero no di marcha atrás, deje fluir mis palabras, mis sentimientos, «este momento lo he esperado durante mucho tiempo, tenerte frente a frente a la chica que quiero que gobierne este corazón aislado, la princesa que me ha estado conquistando, la niña que quiero abrazar, que quiero engreír que quiero besar, eres lo que deseo, lo que amo, te quiero a ti y solo a ti», por un momento la melancolía me invadió no quería soltar una lágrima por que aún no escuchaba ninguna palabra de ella, la quede mirando esperando que me dijera algo, pero me evadió la mirada, la tome aún más fuerte de las manos y me acerqué mucho más a ella me miro a los ojos, nos miramos más que fijamente, podía sentirse ese cariño y estoy seguro de que ella podía sentir el mío, era la oportunidad de sellar este momento de envolvernos en la brisa mágica y dejar correr nuestros sentimientos, poco a poco nos acercamos aún más y al dar mi primer pestañeo desperté frente a un cuarto oscuro, donde estaba cubierto por mis sabanas, quede atónito ,era solamente la noche de un sueño que quería vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 Comments

  • Geneasis

    ¡Ay!, no, muchas veces suele pasar, que quieres vivir ese momento, que querés estar allí y solo te das cuenta que todo fue producto de tus sueños y que tu mente te ha jugado, pero lo más rudo aún es haber vivido ese momento y encontrarse de frente a la persona sabiendo que lo que paso nunca fue real.

  • Santiago

    Buen sueño
    La mayoría de las personas soñamos con algo bonito y hasta lo imaginamos

    Pero bueno las mejores historias quedan en sueño ya que muchas veces no se logran hacer realidad

  • Yaveht

    Wooow!!!
    Impresionante!
    La capacidad que tiene de escribir, y que a nosotros los lectores nos sumerge en ese mundo mágico de sentimientos y emociones que se experimenta al leer un buen escrito como este. ☆☆☆☆☆

  • Michel Grimaldos

    Muchas veces nos encerramos en una historia que quisiéramos que fuese real, y al no hacerlo nos sentimos muy frustrados, la mejor manera de hacerlas suseder es dar ese primer paso para que todos nuestros sueños y pensamientos se hagan realidad, pero si no lo hacemos solo podemos seguir encerrados en una realidad no obstante para nosotros mismos.

  • Anonymous

    sin mas ni mas me encanto, me enganche tanto con la historia no fue un muy feliz final pero veras que esa persona no tardara en llegar

    PD: no te asutes por quien soy solo queria que sepas q aun me sigue gustando mucho como escribes y el sentimiento que le pones a tus publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *